Carolina Duek acerca de “El Sueño” en Metro y Medio (95.1 FM)

En el programa del 16 de mayo de Metro y Medio (95.1 FM), la Doctora en Ciencias Sociales y frecuente colaboradora del programa, Carolina Duek (seguir en Twitter), hizo una columna acerca de “El Sueño” que nos pareció interesante compartir.

Si bien es breve, el análisis de Carolina Duek menciona los principales puntos que aparecen en cualquier discusión respecto a cómo dormimos y mantiene una postura “distante” respecto a las recomendaciones usuales. En síntesis, dormimos menos de lo que deberíamos y eso tiene consecuencias en nuestra vida cotidiana.

Algo interesante es que las observaciones de Carolina Duek comparte en su columna fueron validadas por una encuesta en vivo via twitter que Sebastián Wainraich, conductor del programa, hizo acerca de cuántas horas dormimos en promedio en Argentina.

Poco, ¿no? :/

Debajo pueden escuchar la entrevista y al final del post leer la versión en texto que transcribimos nosotros.

¿Qué les parece? ¿Qué le hubieran preguntado o comentado a Carolina Duek?

Cualquier sugerencia es bievenida a hola@proyectodescansar.com

¡Gracias! Equipo Proyecto Descansar

¡Subscribite a nuestro newsletter!


Transcripcción – Entrevista Carolina Duek

Carolina Duek [C.D.]: “Esta semana leímos en muchos portales y diarios diferentes conclusiones de muchas encuestas distintas sobre hábitos de sueño.”

Sebastián Wainraich [S.W.]: “Bien”

C.D.: “Y lo que por ejemplo en MinutoUno se publicó en la tapa, ayer, del portal, es que 6 de cada 10 alumnos necesitaría despertarse más tarde para rendir mejor en la escuela”

S.W.: “Y eso si lo vienen a descubrir ahora…también…no hay que darse cuenta para darse cuenta de eso, ¿no?”

C.D.: “Hay una dimensión, de todo este problema del sueño, que es biológica, es decir, dormir. Pero hay muchos investigadores, de los cuales vamos a hablar ahora, que dicen que hay cuestiones fisiológicas del sueño. Por ejemplo, hablé con Diego Golombek, que está de viaje, […] que respecto del sueño, vieron que uno dice “Ay los adolescentes no duermen porque se quedan con el celular” y lo que me contó Golombek es que el adolescente de por sí tiene un perfil de buho, es decir, que tienden a acostarse más tarde y a necesitar más tiempo de dormir durante la mañana. Por eso si en vez de entrar a la secundaria a las 7:30hs entrara a las 8:00hs..8:30hs el rendimiento sería notablemente distinto. No estamos hablando de “no entiende nada…no copia nunca” y va a empezar a copiar…no estamos hablando de magia…estamos hablando del rendimiento. Lo que ocurre, y esto tiene que ver con un estudio de la revista Nature, que es una de la revistas más importantes del mundo…”

Comentarios de S.W. y Pablo Fábregas [P.F.]

S.W.: “¿Qué revista?”

C.D.: ” “Nature”…sobre 15.000 casos, que se relevaron en Estados Unidos, la conclusión fue que con media hora de retraso, ya el rendimiento de los alumnos cambia. No sé si ustedes tienen hijos…”

S.W.: “Alguna vez una docente acá en la Argentina nos dijo que es imposible hacerlo…es imposible porque no entra todo el programa…si los chicos entran más tarde al colegio”

C.D.: “Imaginemos que se retrasa el ingreso escolar, tiene que retrasarse el ingreso laboral […]”

S.W.: “Claro”

C.D.: “De hecho, en las escuelas públicas, el ingreso es de 08:00hs a 08:15hs…cierra la puerta. Muchas escuelas privadas, tienen el ingreso entre 7:30hs y 7:45hs […] en vistas al ingreso de los padres al trabajo. Entonces, pensemos esto: entran 8:45hs / 9:00hs, la jornada laboral es de 09:00hs a 18:00hs, ¿de 09:00hs a 19:00hs? […] tendría que cambiar absolutamente todo. Y para los que llevamos a nuestros hijos a la mañana a la escuela, en este momento es de noche cuando entran a la escuela. Es de noche como [el momento en que hablan]. Y no se si ustedes se plantean a veces: ¿qué estoy haciendo? ¿No? Es de noche y la vengo a buscar en 8 horas, es como…”

P.F.: “Yo a veces lo despierto a mi hijo y me extraña que no me putee”

S.W.: “Mi hija un poco ya me insulta…”

P.F.: “Mi hijo es chiquito pero a veces digo, si me raja una puteada ahora, le digo ¡tenés razón!”

S.W.: “Son muy chicos, ¿no?”

C.D.: “Son chicos pero siempre hay una gran excusa, que se la doy a todos los padres, madres, padrxs, madrxs, hay una ley que dice que la educación es obligatoria, o sea que no son ustedes sino que es el sistema, que está mal…”

S.W.: “Y es la única obligación que tienen”

[Hacen chistes entre ellos]

C.D.: “Pero obligaciones…obligación tienen que estudiar. Todo el resto es yapa…todo el resto es yapa. Gimnasia, tennis, fútbol, canchita, las figuritas del mundial…”

S.W.: “Tal vez todo se vive con mucha tensión hoy…”

C.D.: “No estamos diciendo que no…”

S.W.: “Con mucho fanatismo”

C.D.: “No digo que no pero estamos hablando de “obligación””

S.W.: “Con mucho fanatismo pero si “obligación” real, objetivo, es el colegio”

P.F.: “La obligación formal, si…”

[Comentarios sobre esto]

C.D.: “El problema del sueño es un tema cotidiano, es algo que nos preocupa, cuando tenemos hijos que duerman poco, que se duerman a las diez, que se duerman nueve y media, nosotros tratar de no colgarnos viendo…”

S.W.: “No, el gran conflicto del adulto para mi con los hijos es que, cuando se duermen, si vos tenés sueño o no. Porque una vez que se duermen vos decís “Bueno, ahora quiero vivir yo”…pero tal vez no podés más y estás destrozado”

C.D.: “Y a veces te dormís con ellos”

S.W.: “Te dormís con ellos, te despertás, valga la redundancia, con el brazo dormido”

P.F.: “El brazo dormido y Buzzlight Year en tu cara, no entendés por qué…”

S.W.: “Rengo…el pie de tu hijo en tu boca”

C.D.: “Con el riesgo de levantarte de la cama de ellos y que ¡se despierten!”

S.W.: “El ruido que hace la cama…¡ay!”

C.D.: “Terrible y después te desplomás en tu cuarto y…es el fin. Todo lo que pensabas ver…uno de los directores de Netflix dijo que uno de sus mayores competidores ese el “sueño. Y me parecio como síntesis, vieron de este momento de “compito con…”, con otras actividades, “compito con…”, “compito con…”, […] pensar que hay alguien que compite con nuestro sueño. Es decir, esta idea de maratón. Vieron que antes Netflix tenía 30 segundos entre capítulo y capítulo, los ansiosos poníamos play antes, y ahora son 4 segundos y ¡ya empezó! Estás decidiendo si tenés que ver otro capítulo o no….¿por qué? Porque el rival de Netflix es el sueño.”

S.W.: “Y en 4 no te dan tiempo para pensar”

C.D.: “O sea el tiempo en el que decís “ay, bueno vemos el principio y lo seguimos viendo” Entonces hay muchísimos elementos que retrasan el sueño. De hecho, estudios que se han publicado en 2017 dicen que dormimos 2hs menos que hace 50 años…30% del país dice que duerme “mal”

Estamos relevando percepciones, ¿no? Porque vieron que hay muchas personas que abren los ojos y los vuelven a cerrar y dicen que ya no descansaron bien porque no durmieron de corrido…[etc.]

Hay muchas alteraciones del sueño. Y el 51% del país, tal como fue relevado en una encuesta, duerme 6 horas o menos. ¡El 51%!”

S.W.: “Mirá acá tenemos nuestra encuesta, en el día de hoy, que es “¿Cuánto tiempo dormís?”…le quedan 17 minutos a la encuesta. El 8% duerme de 8 a 9 horas, el 8%, que es muy poquito. El 20% duerme de 7 a 8 horas.”

C.D.: “Que es lo que se recomienda para un adulto…de 7 a 9 horas se recomienda para adultos de 26 a 64 años.”

S.W.: “Menos de 6 horas que es realmente poco, 27%. Es mucho, ¿no? Menos de 6 horas. Y entre 6 a 7 horas, que no llega a ser lo ideal pero casi, 45%, la mayoría…está arañando lo ideal la mayoría pero no llega. 6 a 7 es poco también, es poco.”

C.D.: “A ver…como en casi todas las cosas que tienen que ver con hábitos y la expectativa, digo, pensando en no sé…”Todo niño de 4 meses debe agarrar un juguete…[etc.]”, todos esas generalizaciones impiden pensar la particularidad de cada práctica. Hay un montón de tablas que estuve revisando que más o menos están de acuerdo en todos los países del mundo de cuántas horas debe dormir un niño, de cuántas horas debe…por ejemplo…un niño de 6 a 9 años [tiene que dormir] de 9 a 11 horas.”

S.W.: “Imposible, no…nadie duerme eso. ¡9 a 11 horas!”

C.D.: “[Si] 9 a 11 horas…se duerme a las diez de la noche y se levantan a las 07:30hs, duerme 9 horas y media.”

S.W.: “Si, [pero] once me parece una ¡barbaridad!”

C.D.: “Once es una barbaridad pero la pregunta es, ¿cuáles son los hábitos? Porque por ejemplo en Argentina respecto de la cena…”

S.W.: “Claro…cenamos tarde…cenamos tarde en Argentina”

C.D.: “Respecto del prime time televisivo…o sea, pensemos cuáles son los programas centrales de la televisión y ustedes podrían decir “Ya no se ve tanta televisión” [pero] ¡Se ve mucha televisión! ¿A qué hora terminan los noticieros? Uno podría decir…la familia reunida frente al televisor tal vez no ocurre tanto pero la presencia del televisor, el noticiero como tematizador, la novela, hay una novela o algún programa que uno sigue…no terminan antes de 22:45hs en este país.”

S.W.: “Es verdad”

C.D.: “Es muy complicado reorganizar la vida familiar cuando muchas personas terminan de trabajar 18:30hs / 19:30hs y llegan 20:00hs / 20:30hs a casa. Entonces, querés estar con tus hijos, querés verlos un poco, querés conversar…23:15hs son y no hiciste nada. No llegaste ni a poner el lavarropas, no llegaste ni si quieras a ver si en el cuaderno de comunicaciones tenía algo, no llegás vos a terminar”

S.W.: “Si, porque llegás a tu casa y tenés tareas todavía…hogareñas, con hijos, y tal vez querés ir a un gimnasio, querés escuchar música e ir a ver una película, salir a correr…no te alcanza el día. Sobre todo en ciudades donde las distancias son largas…”

C.D.: “Son muy largas”

S.W.: “Trabajás a 1 hora de tu casa”

C.D.: “Tenemos mucho tiempo de viaje….tenemos también mucha demanda y el porcentaje, no tengo el número exacto, pero el porcentaje de personas con ayuda doméstica noctura es mínimo. Entonces, hay un momento en el cual uno puede hacer un relevo pero a las siete de la tarde, digamos, uno tiene que empezar a resolver. ¡Todo eso afecta al sueño! Porque hay cosas que uno tiene que hacer, hay cosas que uno quiere hacer. Hay parejas que no se ven, tal vez por eso duran mucho, que no se ven hasta las ocho / nueve de la noche y se duermen a las 21:30hs / 22:00hs no ocurre. Entonces…”

[Hacen chistes internos del programa]

C.D.: “Ahora, una de las cosas que me parece como “raro”, “me pone nerviosa”, etc. es que encuentro respecto del sueño como con las dietas o el deporte…”armate una rutina”…amigo…¡yo ya lo sé eso! ¡Pero no me estoy pudiendo dormir! O sea…está bien…tomar cafeína es algo…”No estés tan estrasado”…buen, que se yo, ¡ayudame con esto que soy! Porque vi muchísimos decálogos”

S.W.: “O no me ayudes…la verdad no me vas a poder ayudar. ¡El decálogo de tu revista no me va a ayudar! Está buenísimo que me lo digas pero ¡no me pongas más presión! Porque además es tener otra presión “¡tengo que dormir 8 horas! ¡tengo que dormir 8 horas!””

C.D.:Pero además dicen…”Hacer actividad ayuda a dormir mejor” / “Hacer actividad nocturna puede alterar el sueño” Bueno, o sea, no digo que sean malos consejos, [pero] quiero decir que son esos consejos que en algún punto son autoevidentes porque decís “Si quiero dormir y…tengo que apagar la luz”. O sea…tengo que armarme un clima hermoso”

S.W.: “Y son consejos generales y las personas de a uno leen los consejos.”

C.D.: “Son casos particulares. Por supuesto que hay algo que no estoy mencionando que es la prevalencia de la medicación para dormir. ¿Cómo estamos de este lado con la medicación?”

[Hacen chistes internos del programa]

P.F.: “Las drogas para dormir son fuertísimas, producen acostumbramiento muchas de ellas y mucha gente va avanzando y termina diciendo “Si yo no me tomo UNA, no duermo”…ya llega a ese punto…[mejor] 6 secas [de marihuana]”

C.D.: “Esto no está en mi investigación jaja, que lo corten de mi columna. Ahora por un lado decimos “estos consejos generales no me sirven” pero dormir mal trae consecuencias reales. Hay algunas páginas y algunos sitios médicos que te tiran una consecuencias espantosas pero en general es: irritabilidad, falta de concentración…”

S.W.: “¡Cansancio! A veces once de la mañana y sentís que no das más”

C.D.: “Claro, dos de la tarde es otro momento pico”

P.F.: “De humor también”

C.D.: “Tenés un mal humor, un fastidio…Una persona en Estados Unidos logró un record que es de 264 horas sin dormir, sin morir.”

S.W.: “¿Cuánto?”

C.D.:264 horas sin dormir, el máximo establecido […] Es lo mismo que en épocas de guerra que con complementos de ayuda, o solamente por la adrenalina, se incentiva la vigilia, entonces los soldados quedaban despiertos muchísimas horas…porque tenían un estado de alerta que no les permitía dormirse.

Ahora, ¿qué es lo que ocurre cuando uno descomprime todo ese estado de alerta? Se agota. ¿Qué es lo que pasa cuando uno duerme mal? Se agota. Es decir, hay que hacer algo respecto del dormir. “¡Tengo que dormir mejor!” […] es desesperante porque, por un lado, se convierte en tema, “dormí mal”, “teneme paciencia que dormí mal”, …”

S.W.: “Hay que generarse el clima para dormir, no es fácil. Acá estoy aconsejando ya y cada uno tiene sus rutinas, sus movimientos, pero imagino tiene que ver el ambiente, los sonidos y, sobretodo, lo interno”

C.D.: “La cabeza […] Un elemento que te quiero agregar a eso. Dormir tiene muy mala prensa. Dormir una siesta a las once de la mañana es algo que no se cuenta publicamente y si lo contás decís “No, porque trabajo hasta tarde entonces como voy a estar cansada…” ¿¡Quién te pidió explicación!? “Porque dormir es de vago”…”Si dormís mucho sos un vago”…”Si necesitás dormir mucho…” Hay cuerpos que efectivamente necesitan dormir mucho, cuerpos que no pueden dormir mucho a la noche y a veces necesitan dormir”

S.W.: “Y hay veces que si, que te acostás y te das cuenta que ncesitás descansar. Necesitás dormir. A veces no tenés sueño pero cuando te acostás te das cuenta que estás cansado y necesitás dormir”

C.D.: “O a veces estás en cualquier posición y decís “Me dormí”. Hay algo que me venció. Hay disponible en Internet, una encuesta nacional, sobre cómo dormimos los argentinos, que ya tiene 15.000 respuestas, dirigida por 3 investigadores, Juliana Leone de la Universidad de Quilmes y CONICET, Marina Gimenez de Chrono Holanda, y Diego Golombek también de la Universidad de Quilmes, hincha de Atlanta e investigador del CONICET, que tiene por objetivo cómo dormimos los argentinos. Son 20 minutos más o menos, en los que relevan hábitos, percepciones, preferencias, y después te mandan un mail, si bien esto es un insumo de investigación, te mandan un mail con tu cronotipo. Tu cronotipo puede ser “Buho”, que sos más nocturno, “Alondras”, si sos más matutino, o intermedio digamos que podés ser productivo en diferentes momentos. Los invito…”

S.W.: “A mi me gusta la noche pero me gusta mucho la mañana también”

C.D.:Cronoargentina.com […] Ahí lo contestan, es gratis y todo. ¿Cómo hacemos? Dormimos a la tarde”

S.W.: “¡Gracias Caro Duek!”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s