Cómo dormir afecta la felicidad – ¿hay una correlación entre el sueño y la felicidad?

Al final del día, ser ‘feliz’ es el objetivo que mejor describe lo que buscamos la mayoría de las personas. Es por eso que cuando nos cruzamos con la investigación que está llevando acabo “@GWern”, Tracking Happiness, nos llamó mucho la atención.

@GWern es un chico holandés de 25 años que hace 5 años empezó a medir y analizar su nivel de felicidad. Para eso, al final de cada día, registra un puntaje de felicidad entre el 1 y 10, y escribe qué factores lo hicieron feliz (e.g. “Salir con amigos”, “Cenar con mi novia”, etc.) y cuáles no (e.g. “El tránsito estuve terrible”, “Estoy cansado”, etc.). Acá podés ver más sobre el simple método que aplica para registrar su nivel de felicidad.

A partir de marzo 2015, @GWern decidió comenzar a prestar más atención a cómo dormía y usando una app para Android empezó a trackear sus hábitos de sueño. Así, juntó datos sobre más de 1.000 noches.

Su objetivo era dar respuesta a una preguntas clave:

  • ¿Hay una correlación directa entre felicidad y sueño?

Vale destacar que si bien sus análisis y conclusiones resultan de su experiencia personal, es interesante conocer sus resultados ya que siguió una metodología rigurosa y sus observaciones permiten llegar a una opinión bien fundada. De igual modo, nos da una base sobre la cual comparar nuestras experiencias.

Respuesta a su primera pregunta: ¿hay una correlación directa entre felicidad y sueño?

Para enfrentar esta pregunta @GWern buscó la existencia de correlaciones de 3 formas distintas: vs. horas diarias de sueño, falta de sueño acumulada y promedio de sueño en 28 días.

En primer lugar, al correlacionar sus mediciones diarias sobre felicidad y la cantidad de horas dormidas, @GWern encontró que no hay una correlación entre ambos factores. Este es un resultado que realmente nos sorprendió.

dormir estudios horas de sueño felicidad colchones
Happiness rating: calificación diaria de felicidad
Daily sleep: horas dormidas por día

En segundo lugar, definió la falta de sueño acumulada como la sumatoria de las horas por debajo o por encima del promedio de horas diarias a lo largo de su estudio (i.e. si el promedio de horas dormidas por día es 7, en un día que durmió 5 horas, registró una ‘deuda’ de 2 horas de sueño y lo indica como ‘-2’. Cuando durmió 9 horas, registró un ‘crédito’ de 2 horas de sueño y lo indica como ‘+2’). La idea era ver si más allá de si durmió bien o no la noche antrior, lo que tenía impacto era la falta de sueño de varios días anteriores.

Al correlacionar sus mediciones de felicidad con la falta de sueño acumulada, tampoco encontró una correlación significativa. Si bien aumentó a 0.06, sigue siendo insignificativa.

Gwern2

Cumulative sleep deprivation: falta de sueño acumulada

Por último, se enfocó en el promedio de los últimos 28 días. Lo que cambia respecto al análisis anterior es que acá hace todavía mayor hincapié en la performance de sueño sobre los últimos días (independientemente de si durmió bien o no en un día en particular). Esto es interesante porque hay varios estudios que indican que la falta de sueño no se tiende a resolver con 1 o 2 noches de muy buen dormir sino que hay que acumular varios noches.

Nuevamente, la correlación aumenta levemente pero no dejar de ser insignificativa.

Gwern3

Moving 28 day sleep deprivation: promedio de los últimos 28 días

Tomando los 3 análisis, los resultados indican que no hay una correlación entre las horas dormidas y el nivel de felicidad.

Sin embargo, @GWern fue un paso más ya que no podía dejar de lado su intuición acerca de cómo se siente los días en los que no durmió bien. Entonces planteó este gráfico, trazando 2 líneas sobre el que hace la correlación con el promedio de los últimos 28 días.

Gwern4.png

Las líneas se apoyan en las mediciones más extremas de su nivel de felicidad. ¿Qué es lo que surge?

  • Los días en los que fue realmente infeliz tuvieron lugar cuando tenía mucho sueño atrasado
  • Siempre que tuvo un ‘crédito’ de al menos 10 horas de sueño (i.e. en los últimos 28 días acumuló más de 10 por encima del promedio general) tuvo un día feliz (i.e. mínimo de 6/10)

Entonces, ¿cómo interpreta @GWern estos resultados?

“No haber dormido bien no implica que vaya a ser menos feliz, sino que aumenta las chances de no serlo.” (traducido del inglés)

Esto es, acentúa el impacto negativo que tienen sobre nosotros los factores que usualmente consideramos negativos (e.g. tránsito, trabajo, etc.). Otra forma de ver la conclusión es por el contrario: si dormimos poco porque estuvimos festejando con amigos hasta tarde o porque nos levantamos muy temprano para hacer algo que nos gusta, probablemente no seamos menos felices que cuando dormimos bien.

Interesante, ¿no? Escribinos a hola@proyectodescansar.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s